20 nov. 2014

One of my turns... Estoy a punto de....

Los que me conocen saben muy bien de mi admiración hacia John Lennon y su forma de defender la paz, y su forma de expresarse y sus revolucionarias ideas en defensa de la Paz (no me tilden de hippie, que no es lo mismo), pero cuando alguien hace sufrir a mi Dante, siento me surrrrrge así como una vena más tirando a Charles Manson que al propio Lennon. 

Cómo se puede estar tan ciego de odio y rencor; o ser tan malvado o tan sorete, como para atormentar a una criatura sometiéndolo a relatos personales del pasado, y cosas de adultos, e invertir tiempo valioso en hablarle pestes de su propia madre? Cómo se puede ser tan ruin y malicioso como para intentar convencerlo de que tiene una mala madre, martillándole la cabeza con agravios, injurias e insultos hacia mí? Con qué autoridad moral alguien se cree capaz de hacer eso con el consecuente quilombo mental que, obviamente, me toca a mí ordenar? 

Ahora me pregunto, por qué no venís a hablar conmigo, pedazo de cobarde? Te sentís tan perfecto como para vivir destacando el "error" ajeno? O será que tus errores son tan patéticos y perversos que preferís hablar de los demás? La vas de chulo y valentón con una criatura y te escudás en abogados que no dan pie con bola. Arrojaste la primera piedra, parece que te crees libre de pecado, y sos de los cobardes de la peor especie. 

Yo soy madre y humana, por eso cometo errores pero tengo la capacidad de reconocerlos y aprender de ellos para no repetirlos, y no de esconderme o sepultar los tuyos como has hecho siempre. 

Sé que mis cualidades como ser humano no harán que me contente cuando te vea caer, pero en este momento, sabé que estoy en pie de guerra, armada hasta los dientes, espada y escudo en mano esperándote, aunque sé que no vas a venir, pero ojo, tal ve te salga a buscar yo, así que estate alerta ;)