24 feb. 2010

EL MOÑO CON MÁSCARA 2, la desilusion.

"Dante, ponete la camperita que nos vamos a dar una vuelta" - "iupiiiiiii!! mami, puedo ponerme el disfraz de moño asi asusto a todos? a ve si me reconocen?", daaaaaaaaaale poooooorrrfiiiiiiiiiii.
Claro, con esa carita de pollito mojado, ojitos caidos pestaneando sin parar, y esa sonrisita obsecuente, como podia atreverme a decir no?

Y ahi salimos a recorrer las calles de Calella en busca de gente asustadiza que pueda cumplir con la inocente ilusion de Dante: asustarse al verlo ante su temible "bu".

Dante, mi GPS con patas, establecio el recorrido que debiamos hacer: primero su amiga la "pescatera", Nury, la de la panaderia, las de la verduleria, Elisa, el supermercado y la perfumeria.

Salimos de casa, alguno que otro se ha sorprendido al verlo y han esbozado una minima sonrisa. Hasta aqui, seguia su entusiasmo normal.

Pero claro, su mundo comenzaba a desmoronarse; al entrar a la pescaderia, su amiga le dice "hola Dante! uy, aun llevas el disfraz? mira que el carnaval ya ha terminado" - "que no zoy Dante, que zoy el moño con mazcara!!", "oh, si, cierto, que miedo", jajjajaja ... Luego se quito la mascara, triunfante; pero miro a su amiga mordiendose de costadito el labio inferior al tiempo que negaba con la cabeza, como diciendo, no entendes nada .... saludamos rapidamente y nos fuimos.

Ahora era el turno de los demas, y todos coincidian en lo mismo: apenas lo veian entrar "hola Dante, pero si ya ha pasado el carnaval, tio! que haces aun disfrazado?" su carita de decepcion era impagable. Finalmente, Dante decidio quitarse la mascara y llevarla en la mano, ya no era gracioso.

Ya volviamos para casa y en el camino, un zumbado de esos que nunca faltan: "oh, no!! aqui viene el demonio! oh, que miedo!!" Dante lo miro, me miro y temi lo peor: algo le diria, y no me equivoque: "que soy Dante, hombre!, que no me ves?, que no sabes que el carnaval ya termino?, fffff, vamos mami" y el tio se ha quedado parado en el medio de la calle con un signo de interrogacion gigante sobre su cabeza que, supongo, lo habra seguido durante un tiempito considerable. jijijijiiiii.

Que fenomeno m'hijo!!

16 feb. 2010

EL MOÑO CON MÁSCARA

Nada más entrar en la tienda de disfraces, Dante quería pero no podía abrir más sus ojitos ante tanto despliegue de trajes, pelucas, y personajes de lo más variados. Sus "mirá, mami, mirá mirá mirá" me taladraban el cerebro incansablemente. "mirá Superman, mamá, mirá Batman, wooooooooo, mirá el Zorro!!, mirá mirá mirá" ...

Se probaba máscaras, posaba, hacía gestos, usaba espadas, se ponía pelucas ... en fin, él estaba montando su propio carnaval y vamos, hay que reconocerlo, que el tipo ha logrado captar la atención de otros niños y padres quienes hacían de público para esta función privada de lujo.

De repente escucho, "éste mami, éste, éste, quiero éste, me gusta éste, me lo compraaaaaaaaaaaaaaaaaaassss?" mientras me pregunta "qué es, mami?", -"Demonio con máscara", anunciaba la etiqueta. "Ah, mirá, es un demonio con máscara, te gusta?" "sisisisisisisisiii". Nos llevamos el disfraz, niño feliz. Ya no me taladraría más la cabeza, pensé ilusamente ...
Habían pasado unos escasos 30 segundos; "me lo puedo poner? eh? mami? eh? me lo puedo poner? puedo? puedo?" ... "si, mi amor, cuando lleguemos a casa, sabés?" ... Ah ... "mami, falta mucho? ya llegamos? ... ya?" ... bueno, la conversación con Dante camino a casa fue un poco monotemática, entendible, claro.

Dante estaba tan feliz que a todo el que pasaba le contaba que tenía un disfraz nuevo. "ah, qué bien, y de qué te disfrazarás, cariño?" le pregu ntaban, "de moño con mázcara", de qué?? "de moño con mázcara". Ayyyy .. no me aguanté la tentación!! confieso que pasamos los 3 días previos a la puesta del disfraz con clases de pronunciación, para lograr "disfraz DE demonio", si hasta le hice una breve introducción acerca del "demonio", pero no hubo caso ... y así fue como en este Carnaval mediterráneo, Dante lució orgullosísimo su primer disfraz: el de moño con máscara. Nombre original si los hay, no?
y, por si no me creen, aquí les dejo la prueba.