25 mar. 2015

En el avión de Germanwings viajaban personas.

Hablando del accidente de Germanwings, y a propósito de los comentarios, bueno, mejor dicho, de las barbaridades de opiniones que he leído en varios medios, se me vienen a la mente algunas cuestiones:

Mi primera reacción fue pensar en la cantidad de amigos y familias destrozadas que han quedado sin consuelo, y ofrecer mis condolencias de manera simbólica, porque afortunadamente, no estoy dentro de ese grupo.
No coincido con ninguna forma de intolerancia, ya sea política, deportiva, étnica, religiosa, musical, y habrá unas cuantas más. Me han tildado de "exagerada" más de una vez cuando me remito a las guerras que se están peleando en la actualidad e intento asociar el origen de semejantes atrocidades justamente a la intolerancia. La xenofobia, la homofobia, el racismo, por citar algunas conductas extremas, tienen a la intolerancia como común denominador. El mensaje es: "Te odio porque no eres o piensas como yo, entonces mereces ser eliminado de la faz de la Tierra".

Bueno, hasta ahí, hablamos de elecciones de pensamiento personales y el consabido "cada uno es libre de pensar como quiera". Pero cuidado! estamos en la era de las comunicaciones, de la realidad virtual, del avance tecnológico y creo que los medios de comunicación tienen un papel central en todo esto. Hace rato han perdido el carácter informativo y neutral que se supone que deben tener. La mayoría de las notas escritas en los periódicos ya llevan un determinado adjetivo en el título, cosa de ir influenciando al lector antes de leer la nota supuestamente informativa. Lo mismo pasa en los programas televisivos.

En este caso en particular, ciertos periódicos que daban la noticia del accidente, agregaron de forma innecesaria que había no sé cuántos "apellidos españoles", y hasta elaboraron (también de manera innecesaria) un "perfil" de algunas de las víctimas. Qué más da el perfil?? A quién puede importarle si eran prestigiosos cantantes de Opera, empresarios, "esposa de", "hombre de negocios". Qué me quieren decir con esto? que uno es más o menos merecedor de morir según su "condición social"? Para qué rescatar esos "tuits" y hacerlos noticia? Me parece a mí que de esta manera, con esta falta de objetividad, están alimentando directa o indirectamente el odio, el resentimiento, la intolerancia y consecuentemente la violencia.

Ahora, el Catalán anti España podría volverse más "anti" aún; lo mismo que el Español anti Catalunya. Los que aún no tenían una opinión definida, ya comienzan a tomar partido poniéndose a favor de unos y en contra de los otros; a los que les da lo mismo también comienzan a opinar y a juzgar hasta que, casi sin quererlo, se decantan por uno u otro "bando" y de esta manera, tal vez muy poco a poco, termina habiendo únicamente dos "ideologías" bien determinadas enfrentadas entre sí. Una lástima.